HomeBlogLácteos y NutriciónIntolerancia a la lactosa: síntomas y alternativas

Intolerancia a la lactosa: síntomas y alternativas

Entendiendo la intolerancia a la lactosa…

Empezamos por el principio, ¿qué es la intolerancia a la lactosa? La intolerancia a la lactosa es una sintomatología causada por la malabsorción de lactosa en nuestro cuerpo. Cuando existe esta malabsorción de lactosa, el intestino delgado produce concentraciones bajas de lactasa, la enzima que descompone la lactosa, y por lo tanto no consigue digerir toda la lactosa que se ha comido o bebido. En estos casos, la lactosa que no se digiere pasa al colon y una vez allí, para descomponerla se crean fluidos y gases que generan una sintomatología muy incómoda a la persona. ¿Cuáles son exactamente estos síntomas? 

Síntomas y diagnóstico de la intolerancia a la lactosa. 

  • Hinchazón o distensión abdominal, esa sensación de llenura en el abdomen. Con frecuencia, es el resultado de la acumulación de gas en los intestinos.
  • Diarrea
  • Gases.
  • Náuseas.
  • Dolor en el abdomen.
  • “Gruñidos» o ruidos estomacales.
  • Vómito.

Entonces, ¿qué opciones saludables existen para quienes no toleran la lactosa?


Quienes sufren intolerancia a la lactosa y evitan por completo la leche de vaca, seguramente obtengan menos cantidad de calcio y vitamina D de la que su cuerpo necesita. La leche de vaca sin lactosa es una solución muy completa ya que ayuda a disfrutar de productos lácteos sin preocupaciones, ya que es una leche especialmente indicada en personas con problemas de intolerancia a la lactosa, pero asegurando las dosis de calcio y vitamina D que aporta la leche de vaca.

5/5 - (1 voto)
Leche de calidad y
muuuuu rica de sabor.

Contacto

© 2024 Leche Celta – Todos los derechos reservados

Diseño web: enne