HomeBlogRecetas3 recetas de merienda con leche para los niños

3 recetas de merienda con leche para los niños


Estás en casa haciendo tus cosas cuando de repente se te ocurre mirar el reloj. Exacto. Es la hora de la merienda. De repente aparecen tus hijos y dicen “tengo haaambre”. No fallan. Pero no te preocupas porque sabes que tienes todo lo que necesitas (leche Celta) para prepararles una merienda fácil, rica y sana. Lo primero de todo, cada uno con su delantal. Lo segundo, cada uno en su posición. Lo tercero, ¡a cocinar! ¡Veamos qué deliciosas son estas tres recetas de merienda con leche para los niños!

Batido de leche y fruta 

La primera receta de merienda con leche para los niños es un batido de leche y fruta. Es infalible y gusta tanto a los más peques como a los que no lo son tanto… ¡y además es súper refrescante!

Necesitarás:

  • Leche Celta, la que tú quieras.
  • Fruta fresca o congelada, la que más le guste a los peques.
  • De manera opcional, algún edulcorante, ya sea azúcar, miel, sirope.

Preparación:

Atención concentración porque viene la parte más difícil 😀

Echa los ingredientes a la licuadora y mézclalos bien hasta que quede un líquido espeso, suave y sin grumos. ¡Y ya está! Ahora sirve esta deliciosa bebida en vasos y quien quiera que la beba con pajita, pero eso sí, que sea de material sostenible… como nuestros briks. Además, si quieres, puedes adornar los vasos con trocitos de fruta o de chocolate. 

Galletas de avena y leche 

La segunda receta de merienda para los niños que te proponemos son unas galletas de avena y leche. Esta saludable receta requiere un poco más de destreza que la anterior pero si sabes abrir un brik de leche Celta, seguro que sabrás hacerla. Además, ya que te pones, puedes hacer galletas para el desayuno del día siguiente. ¡Así arrancaréis el día con una buena dosis de energía! Para ello deberás aumentar la cantidad de los ingredientes de forma proporcional.

Necesitarás:

  • 1/2 taza de leche
  • 1 taza de avena 
  • 1 taza de harina 
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/2 taza de mantequilla o margarina
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

¡Pues manos a la masa! Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 180°C y después mezclar los ingredientes en un bol: avena, harina, azúcar, sal, mantequilla, leche Celta, huevo y esencia de vainilla. Mézclalo bien hasta que tengas una masa suave y homogénea. A continuación, ¡dale forma a tu obra! Con una cuchara ve cogiendo porciones y ve dándoles forma de galleta con las manos. Cuando las tengas hechas, colócalas sobre una bandeja con una lámina de papel de horno encima. Recuerda dejar espacio entre galleta y galleta. ¡Y ahora al horno! Déjalas dentro durante unos 15-20 minutos o hasta que las galletas estén doradas.

Sácalas del horno, déjalas enfriar… ¡y a disfrutarlas!

Bizcocho 

La última receta de merienda con leche para los niños que te presentamos es todo un clásico: bizcocho. A todos nos lo han dado de pequeños, ¡y es que está tan bueno!, ¡y es que es tan fácil de hacer! Además lo puedes acompañar perfectamente con un vaso de leche, un café con leche o un té con leche. Como ves va bien con todo lo que lleve leche. Y por supuesto no puede ser otra que leche Celta. Veamos cómo se hace.

Necesitarás:

  • 1 taza de leche
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de azúcar
  • 1/2 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Comienza precalentando el horno a 180º. Después elige el molde en el que lo quieres hacer y engrásalo con mantequilla.

Ahora viene la parte divertida: en un bol mezcla la harina y la sal y en otro mezcla la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y suave. A continuación agrega los huevos uno por uno sin dejar de batir. Después echa la mezcla de harina y sal en tres partes, alternando con la leche y la esencia de vainilla. Continúa batiendo hasta que tengas una masa homogénea. Por último, vierte la mezcla en el molde y mete este en el horno durante 35-40 minutos. ¡Y listo! ¡Ahora solo debes dejarlo enfriar para poder inaugurarlo!

Con estas recetas de meriendas con leche tus hijos esperarán ese momento de la tarde casi con tanta emoción como si fuera Navidad. ¡No nos extraña porque están riquísimas! Eso sí, recuerda tener siempre leche Celta en casa, porque es el ingrediente esencial de todas ellas.

¡Y ahora a disfrutar de las meriendas!

¿Qué te ha parecido?
Leche de calidad y
muuuuu rica de sabor.

Contacto

© 2024 Leche Celta – Todos los derechos reservados

Diseño web: Klein